LA NACION – Economía

Apartir de pasado mañana, los medicamentos que compran los afiliados al PAMI aumentarán en el país un 3,5% respecto del valor vigente al 31 de este mes y otro 2,5% a partir del 1° de mayo, siempre respecto de marzo. Esto surge de un convenio firmado por la obra social de los jubilados y pensionados, y los laboratorios nacionales y extranjeros, en el cual las partes agendaron actualizaciones y un cronograma de reuniones a fin de revisar el PVP PAMI (precio de venta PAMI, más bajo que el precio de venta al público general).

Asimismo, según afirmaron a LA NACION fuentes de la industria farmacéutica local, el sector se comprometió a no incrementar los precios en el año más allá del 29% de inflación prevista en el Presupuesto 2021, tal como quiere el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Si bien el porcentaje de aumento aceptado por la industria farmacéutica es inferior al que se, supone, alcanzará el índice de precios durante 2021, en torno de 50% según las proyecciones de los analistas, fuentes de los laboratorios nacionales confiaron en que cedieron en este punto porque el PAMI también hizo un esfuerzo al regularizar la deuda que arrastraba con ellos desde el gobierno de Mauricio Macri y que ascendía a 11.000 millones de pesos.

El convenio está avalado por las firmas de la titular del PAMI, Luana Volnovich; y por las diferentes cámaras industriales. Por la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa), el que rubricó el documento fue Alberto Riganti; la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) fue representada por Nicolás Vaquer, y en nombre de la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (Cooperala) el firmante fue Juan Carlos López.

En esta nueva prórroga se acuerda que más allá del aumento del PVP PAMI, los laboratorios reforzarán el aporte que realizan para el programa «Vademécum de medicamentos esenciales». La industria desembolsará un 2,5% adicional desde abril y un 3,5% desde agosto.

Asimismo, el convenio expresa que “a partir del mes de septiembre se tomará como nueva base los PVP PAMI vigentes al 31 de agosto; debiendo adicionarse o restarse, según corresponda, los puntos porcentuales resultantes de la diferencia entre las principales variables macroeconómicas» y los porcentajes acordados, con un tope del 80%. Mientras que en el caso de los OyTE, hay disquisiciones específicas”.

El acuerdo también habilitó diferentes mesas de trabajo. A los fines de analizar las solicitudes de alta de medicamentos con al menos un nuevo principio activo no incluido o nuevas indicaciones de principios activos presentes en el convenio, el PAMI diseñará un cronograma de reuniones a fin de poner en funcionamiento una Mesa de Análisis de Productos Innovadores conforme los pedidos presentados y los que vayan surgiendo durante la vigencia del convenio.

Por Carlos Manzoni