Salud Pública – Clarín

Lo decidió la jueza Cecilia Gilardi de Negre, subrogante en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal nº 11.

La Justicia suspendió la medida cautelar que prohibía la venta de misoprostol en farmacias. Por lo tanto, el medicamento que se usa para interrumpir embarazos, puede volver a venderse.

El juzgado en lo contencioso administrativo federal N°11 concedió el efecto suspensivo a la medida cautelar que prohibía la venta de misoprostol en farmacias. El fallo se conoció este viernes, aunque está fechado 12 de diciembre, es decir, el mismo día que el ministro de Salud Ginés González García presentó la actualización del Protocolo para la Atención Integral de Personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. 

La semana pasada, la jueza Cecilia Madariaga Gilardi de Negre había hecho lugar a una medida cautelar pedida por dos asociaciones civiles contra la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y suspendió la disposición que autorizaba a un laboratorio la venta de Misoprostol para la interrupción del embarazo​.

La medida cautelar, presentada por la Asociación para la Promoción de Derechos Civiles y la Asociación Civil Portal de Belén ante la jueza subrogante en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal nº 11, buscaba, además, que se declarara la «nulidad absoluta e insanable», por «inconstitucional», del «Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo».

El protocolo es una herramienta para que los profesionales de la salud cumplan lo que dispone el Código Penal desde 1921 que dice que el aborto es legal por causales, derecho que fue reafirmado por la Corte Suprema en el fallo FAL de 2012.

La Anmat y el Ministerio de Salud habían apelado al amparo presentado por la Asociación para la Promoción de Derechos Civiles y la Asociación Civil “Portal de Belén».

La ANMAT había autorizado a través de la disposición 946-12/10/2018 que el misoprostol 200 se vendiera en las farmacias bajo receta archivada en presentaciones de 4, 8 y 12 comprimidos. El uso institucional y hospitaliario ya estaba autorizado por ANMAT desde el 2 de julio de ese año.

De acuerdo a la disposición del Ministerio de Salud, el Misoprostol presenta seguridad para uso ambulatorio con seguimiento médico sin riesgos para la gestante si se realiza durante el primer trimestre del embarazo; permite que la gestante con su médico habitual pueda decidir cómo y dónde llevar adelante la interrupción del embarazo de configurarse alguna de las causales de interrupción legal del embarazo (ILE) y no la obliga a concurrir al subsistema público de salud; y que –por ello- es necesario la disponibilidad del medicamento en una dosis de 200 mg en las farmacias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye desde el año 2005 el misoprostol en Lista de Medicamentos Esenciales, cuyo fin es orientar a los ministerios de salud pública de los países miembro. Ya está incluido en los protocolos de muchos país y su uso es ambulatorio.